VOA.-Despedido policía que disparó contra afroamericano en Atlanta

0

Un agente de policía que disparó y mató a un hombre negro en un restaurante de comida rápida en Atlanta fue despedido este fin de semana, anunció la Oficina de Policía el domingo temprano.

Garrett Rolfe fue despedido y un segundo agente, Devin Bronsan, fue puesto en licencia administrativa, anunció un portavoz de la Policía el domingo temprano.

El anuncio sigue a la renuncia de la jefe de policía de Atlanta, Erika Shields, el sábado, 24 horas después de que Rolshard Brooks, de 27 años, fuera mortalmente baleado por Rolfe mientras estaba en el restaurante de Wendy’s.

La alcaldesa Keisha Lance Bottoms, anunció la renuncia de la jefe de policía en una conferencia de prensa el sábado por la tarde, y solicitó el despido inmediato del agente que abrió fuego.

“No creo que este fuera un uso justificado de la fuerza letal”, dijo Bottoms.

La alcaldesa dijo que fue decisión de Shields hacerse a un lado y que permanecería con la ciudad en un papel indeterminado. El jefe de correcciones provisionales, Rodney Bryant, servirá como jefe de policía interino.

Los manifestantes salieron a las calles luego del asesinato durante el fin de semana, prendiendo fuego al restaurante Wendy’s el sábado por la noche.

Cientos de manifestantes bloquearon una interestatal en la capital de Georgia y se encontraron con gases lacrimógenos. Decenas de manifestantes fueron arrestados.

De acuerdo con la Oficina de Investigación de Georgia (GBI), la policía fue llamada al Wendy’s para quejarse de que Brooks estaba dormido en su automóvil, bloqueando el camino de entrada. Transcurrieron casi 40 minutos entre el momento en que los agentes llamaron por primera vez a la puerta del automóvil y los disparos.

El informe de GBI, corroborado por el video de un testigo, dice que Brooks falló una prueba de sobriedad y luego se resistió al arresto de los agentes antes de recibir tres disparos. Brooks fue llevado al hospital donde fue declarado muerto.

Los informes dicen que Brooks agarró uno de los Tasers de los oficiales, lo que los llevó a disparar.

L. Chris Stewart, un abogado de la familia de Brooks, dijo que los agentes deberían ser acusados de asesinato, y denunció la hipocresía de dispararle a un hombre por tener un arma que la policía dijo que era “no letal”.

“No se puede decir que un Taser es un arma no letal … pero cuando un afroestadounidense lo agarra y corre con él, ahora es una especie de arma mortal y letal que requiere que descargues a alguien”, dijo Stewart.

La muerte de Brooks se produce en un momento de mayor conciencia de la violencia policial y las disparidades raciales en Estados Unidos, mientras semanas de protestas han continuado en casi todos los estados del país, luego del asesinato de George Floyd cunado se encontraba bajo la custodia de agentes de policía en Minneapolis, Minnesota. el mes pasado.

Share.

Leave A Reply