Hombre de Miami con factura enorme por pruebas para descartar el coronavirus ya no debe dinero

0

elnuevoherald.com

El hombre de Miami que ocupó cintillos noticiosos internacionales después que terminó con una factura de $3,270 por las pruebas diagnósticas que se le hicieron para determinar si tenía o no el nuevo coronavirus, no le debe nada a su seguro, ya que la compañía decidió eliminar todos los gastos.

Osmel Martínez Azcué había ido a China en un viaje de trabajo, y cuando regresó a Miami comenzó a sentir síntomas parecidos a los de la gripe, de modo que siguió los consejos de médicos y fue al Hospital Jackson Memorial para que le hicieran pruebas. Tras los exámenes, se determinó que Martínez Azcué tenía gripe, pero comoquiera que fue atendido en la sala de emergencias, le debía miles de dólares a su plan de seguro con la compañía National General Insurance.

El lunes, la compañía anunció que eliminaría todos los gastos de las pruebas diagnósticas que se le hicieron para descartar la posibilidad de que estuviera infectado con el COVID-19, la enfermedad que provoca el coronavirus. La noticia se dio a conocer después que funcionarios de la Florida y de otros estados emitieron guías variadas para bajar el costo de las pruebas que se hacen para detectar el COVID-19.

Martínez Azcué dijo que también esta semana se le comunicó que no le debía dinero al Jackson. Antes del anuncio, directivos de Jackson Health le habían dicho al Miami Herald que Martínez Azcué debía pagar una cuenta de $1,400 en el hospital.

“Estoy muy agradecido de que, a fin de cuentas, el gobierno, las autoridades de salud y hasta las compañías de seguros privadas se hayan unido para eliminar la gran carga económica de todos los ciudadanos que han tenido que ser analizados para ver si tienen o no el virus”, le dijo Martínez Azcué al Miami Herald el miércoles.

Luego agregó: “Me parece que ahora todos nos sentimos más seguros al saber que la gente no va a pensar dos veces si tiene que ir al médico o ser examinado”.

La historia de la factura de Martínez Azcué fue mencionada por los candidatos de la contienda presidencial de este año y por legisladores federales después que desató la alarma por la potencial carga económica que quizás provocaría que muchas personas acudieran a hospitales a ser analizados por el COVID-19. El Comité de la Cámara de Supervisión y Reformas, controlado mayormente por los demócratas le envió una carta al Departamento de Salud y Servicios Humanos donde hacía referencia al artículo del Miami Herald, y le sugería a la agencia la manera en que debía planear para cerciorarse de que las personas sin seguro o con seguros pobres tuvieran acceso a las pruebas.

El martes, la representante demócrata de Miami Donna Shalala presentó una legislación que le exigiría a los seguros de salud cubrir todos los gastos de las pruebas diagnósticas del coronavirus para cualquier ciudadano que tuviera seguro de salud por su empresa, o que hubiese comprado el plan Obamacare.

Sin embargo, Martínez Azcué tenía un plan de seguro limitado, que se permitió en 2018 cuando el gobierno del presidente Donald Trump eliminó las regulaciones de la ley de Cuidado de Salud Asequible y permitió los llamados “planes basura” en el mercado.

Martínez Azcué gana unos $55,000 anuales trabajando en una compañía de equipos médicos que no ofrece seguro médico, aunque su plan no fue siempre tan limitado. Martínez Azcué dijo que el año pasado estuvo cubierto bajo un plan ACA que le costaba unos $278 mensuales en primas.

Estas primas subieron a $400 al mes cuando perdió los subsidios, de modo que canceló su plan en noviembre, dijo. Según Martínez Azcué, en la actualidad paga $180 mensuales por el plan limitado que le ofrece National General Insurance.

Desde que su historia se convirtió en viral en las redes sociales, Martínez Azcué dijo que lo han llamado muchos medios de prensa y varios políticos. Aunque respalda la reforma al cuidado de salud, Martínez Azcué dijo que no defiende ningún tipo específico de propuesta, aunque algunos activistas del cuidado de salud han mencionado su historia como un ejemplo del porqué el país debía ampliar el Medicare para que cubra a todos los ciudadanos.

“Los norteamericanos tienen que dejar de tener miedo de visitar al médico porque no pueden pagar la consulta”, dijo. “Espero que experiencias como la mía puedan contribuir a esta discusión de una forma significativa y positiva”, agregó Martínez Azcué.

Share.

Leave A Reply