Garbiñe Muguruza debuta ganando en el Abierto de Nueva York

0

Nueva York.- Seis meses acumulaba la tenista hispano-venezolana Garbiñe Muguruza sin competir. A la larga pausa provocada por el coronavirus se unieron unas molestias en el tobillo izquierdo que impidieron que reapareciese en los torneos WTA de Lexington y Cincinnati.

Entró directamente en el US Open, y le costó arrancar, pero terminó cumpliendo el pronóstico superando a la japonesa Nao Hibino por 6-4 y 6-4 en 1 hora y 29 minutos. Muguruza, de 26 años y 16ª del ranking mundial, accedió así a la segunda ronda donde enfrentará a la búlgara Tsvetana Pironkova, quien por su parte batió a la rusa Liudmila Samsonova por 6-2 y 6-3.

Pironkova, de 32 años, estuvo apartada del circuito desde Wimbledon 2017, siendo madre en marzo de 2018. Su mejor momento fueron las semifinales de Wimbledon 2010. Después de tres meses de entrenamiento, anunció su regreso el pasado mes de marzo, con ranking protegido pero sin tiempo de diseñar un calendario ya que emergió el Covid-19.

El triunfo de Garbiñe sobre Hibino era lógico. A la japonesa de 25 años y 78ª WTA, ya la había batido dos veces en 2016 arrollándola: 6-1 y 6-1 en los Juegos de Río 2016 y 6-2 y 6-0 en Doha. Un palmarés que ayudó esta vez a la caraqueña para no entrar en pánico cuando en el primer set se vio abajo 0-3 y 1-4, incapaz de desplegar su tenis, reseñó mundodeportivo.com.

Paulatinamente Muguruza incrementó su nivel, según adquiría viveza competitiva y se adaptaba al inmenso escenario del Estadio Louis Armstrong, vacío y con más eco de golpes porque se jugó con el techo cerrado debido a la lluvia de Nueva York. También se adecuó la española nacida en Venezuela a una superficie rápida, ya que el US Open cambió de proveedor y la bola vuela como se observó en el torneo de Cincinnati.

Reacción con un parcial de 7-0
Un parcial de 7-0 para set por 6-4 y break arriba en la segunda manga (2-0) reflejó la progresión de Muguruza ante una rival ágil de piernas pero sin el talento y la gama de recursos de la hispana.

Garbiñe cerró el encuentro con un extenuante y espectacular punto. De esta manera volvió a la senda de la victoria, con un balance de 17 partidos ganados de los 21 disputados en este extraño 2020. Y mejoró su actuación del US Open de 2019, em el que se inclinó de entrada a Alison Riske.

En resumidas cuentas fue un inicio óptimo para la pupila de Conchita Martínez en su séptima presencia en Flushing Meadows, donde nunca ha pasado de octavos de final. El US Open es el único Grand Slam en el que Muguruza no ha estado en la final, incluyendo los títulos de Roland Garros en 2016 y Wimbledon en 2017. En esta temporada se estrenó en el Open de Australia, con derrota ante la estadounidense Sofia Kenin en la ronda final.

Después de la victoria, Garbiñe Muguruza le envió un mensaje de aliento a la tenista española Carla Suárez Navarro, quien padece de un linfoma de Hodgkin. “!Ánimo Carla! estamos contigo” escribió Muguruza en las redes.

Serena Williams con récord
La estadounidense Serena Williams comenzó este martes su carrera por su 24º título de Grand Slam con un cómodo triunfo en el Abierto de Estados Unidos. Este fue el triunfo 102 de Williams en el US Open, con el cual quebró el récord de Chris Evert Lloyd, quien había sumado 101 victorias en este Grand Slam.

En su búsqueda de igualar el récord de torneos de Grand Slams de Margaret Court, Williams superó a su compatriota Kriste Ahn por 7-5 y 6-3 en una hora y 21 minutos de juego en la pista Arthur Ashe, la principal de Flushing Meadows.

Ahn, número 96 del ranking de la WTA, peleó hasta el final el primer set, pero Williams lo terminó amarrando por 7-5 rompiéndole el servicio en el último juego.

Serena sentenció el juego con un 6-3 en la segunda manga sin necesitar por ahora de la energía que le proporciona la afición neoyorquina, que este año no puede apoyar a su estrella desde las gradas por culpa del coronavirus.

El ambiente “es tranquilo, pero es un estadio tan grande y la atmósfera es de un Grand Slam. Asi que es intenso”, dijo Williams, triunfadora en seis ocasiones en Flushing Meadows.

Su próxima rival será la rusa Margarita Gasparyan (117 de la WTA), quien venció por 6-3, 6-7 (7-0) y 6-0 a la puertorriqueña Mónica Puig (91).

Después de perder sus últimas cuatro finales de Grand Slam desde 217, Willims tratará de aprovechar las notables ausencias de este año en Nueva York, especialmente de las dos primeras del ranking, Ashleigh Barty y Simona Halep, además de la vigente campeona del Abierto, Bianca Andreescu.

Share.

Leave A Reply