Cuáles son los desafíos y las oportunidades de la industria de viajes

0

Santiago Pachano Agosto de 2019 Búsqueda, Insights

¿Cómo se transformó el turismo a partir del impacto digital? La tecnología le dio a la industria del viaje un envión que potenció su crecimiento. Ahora, con un viajero cada más exigente e informado, todavía hay mucho por desarrollar.

¿Recuerdan lo que implicaba viajar, hace tan solo unos años atrás? La inspiración, la organización y el proceso de compra de un viaje quedaba en las manos de un agente turístico. Y una vez aterrizado, trasladarse por la ciudad requería de una guía en papel o de folletos de un centro de información local.

A partir del impacto digital y el desarrollo de smartphones cada vez más sofisticados, la industria del turismo se transformó contundentemente. Hoy, puede hacerse una reserva de pasajes, un hotel o un tour desde el propio teléfono móvil. A la hora de investigar cuál será el próximo destino, cada usuario tiene cientos de interacciones entre distintos canales y dispositivos, antes de decidir avanzar al proceso de compra. Algo antes impensado. El fenómeno mobile permite que, donde sea que estés, pases de la inspiración a la compra en un clic o con un “OK, Google” del Asistente de voz.

Con esta transformación, han ganado todos: marcas y usuarios. Gracias al desarrollo de estas tecnologías, la industria del viaje es una de las pocas que mantiene su crecimiento. Más allá de los vaivenes contextuales de cada región, la cantidad de transacciones y de viajeros crece en todo el mundo. Con un impacto económico global estimado de $ 8.8T, más del 10% del PBI mundial en 2018, si los viajes fueran un país, tendría el tercer PBI más grande del mundo, justo detrás de Estados Unidos y China. Y 1 de cada 10 empleos en todo el mundo son generados por el turismo.

Pero para que sigamos participando en este crecimiento, es fundamental que mantengamos al viajero en el centro de todo lo que hacemos. Un viajero menos leal, que se vinculará más con aquellas marcas que respondan a sus inquietudes y a su intención de búsqueda y que valorará la experiencia asistiva que le brinden.

Tres caminos posibles

Pero ¿cómo anticiparse a la intención de un viajero que mantiene cientos de interacciones digitales, mientras busca el recorrido perfecto? Existen tres caminos:

Interpretar la información del usuario y brindar una respuesta acorde. Las marcas pueden aprovechar las huellas que deja el viajero en su búsqueda digital y, así, ofrecer una atención más personalizada. El 64% de los comercializadores de viajes admiten que la forma en que las empresas aplican sus datos jugará un papel clave en su capacidad para prosperar.2 Desde el equipo de Viajes en Google, queremos generar una nueva experiencia para los usuarios, simplificando la planificación en todos los dispositivos y haciendo accesibles las herramientas digitales. De esta manera, la transición entre los distintos productos que uno va adquiriendo fluye sin fricciones, brindando una experiencia integral, que también contribuirá a un mejor conocimiento de las necesidades del cliente y un servicio más personalizado.
Automatizar con machine learning. Solo el 40% de los marketers de la industria del turismo dicen usar aprendizaje automático en sus esfuerzos de marketing.3 ¿Por qué? Simplemente no saben por dónde comenzar. Una de las maneras más fáciles de empezar a usar machine learning es la automatización de ofertas. La buena noticia es que ya existen soluciones desarrolladas que están listas para ser utilizadas, por lo que las agencias y los clientes pueden enfocarse en temas más estratégicos y dejar que Google interprete qué es lo mejor para el negocio.
Alinear los resultados de negocios compartidos. Por último, para tomar acción sobre estas iniciativas, tenemos que dejar de enfocarnos en la gestión de las campañas de publicidad y enfocarnos aún más en conocer a nuestros usuarios. Antes, se trataba de saber optimizarlas y ahora, de conocer a nuestros clientes, actuales y potenciales, para brindarles una experiencia personalizada.

Aunque la industria de los viajes ya es madura en cuanto a su desarrollo digital, todavía tiene mucho camino por recorrer. Si bien el 93% de los viajeros investiga online, la mayoría de las ventas se hacen aún de forma offline, en una agencia o por teléfono.4 Y eso trae más oportunidades a una industria que se sigue reinventando, en la que se destacarán quienes respondan de forma personalizada, raṕida y eficiente a las expectativas de los usuarios y capitalicen esta transformación.

Share.

Leave A Reply