Chavismo muestra sus “caballos de hierro” tras llamado a la “resistencia activa”

0

by IBIS LEON | @IBISL

Al menos 300 motorizados pasaron a toda velocidad por la avenida Universidad, en Bellas Artes. Desde un camión un moderador les dio la bienvenida y los bautizó como “los caballos de hierro de la revolución”, aunque Nicolás Maduro simplemente los llama colectivos.

Los motorizados salieron a la calle tras el llamado a la “resistencia activa” que hizo el gobernante, y que algunos chavistas interpretan como una convocatoria a los “grupos de choque” ante la amenaza de un golpe de Estado.

“La resistencia activa es el respaldo de los grupos de choque. Ellos saben qué hacer, tienen que estar tranquilos, camuflados, y actuar cuando intenten derrocar a Maduro“, expresó Gladys Guerra (48 años) desde la avenida Libertador.

La empleada de la administración pública opinó que Juan Guaidó -reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de 50 países- “no tiene capacidad para conducir el país”.

Aunque criticó la corrupción en las instituciones públicas. “A Maduro le pido supervisión. Hay muchos disfrazados que dicen ser chavistas y son corruptos”, afirmó.

La concentración oficialista llenaba poco más de una cuadra de la avenida Libertador, desde la sede de la Cantv hasta el cruce hacia la avenida Urdaneta, pasadas las 12:00 del mediodía de este sábado, 16 de marzo.

Bandera de las Farc ondeaba en la concentración chavista

Un cordón de la Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada (Unefa) protegía a los funcionarios estableciendo un perímetro de seguridad.

Para Rubén Brito el llamado a la resistencia activa no está dirigido a la fuerza motorizada ni a un grupo en específico porque “el colectivo somos todos, toda Venezuela”. Sin embargo, alertó que el oficialismo “debe resistir los ataques del imperialismo“.

“A Maduro le pido más esfuerzo en lo económico, controlar los precios de los productos”, respondió.

Agregó que el apagón nacional fue provocado por un sabotaje de la oposición e insistió en que el país un víctima de un bloqueo internacional. “Esto es una guerra híbrida, nos atacan la mente y el estómago”, sentenció.

Mientras que Jóselin Valenzuela interpreta como llamado a la resistencia activa la protesta en la calle.

Detrás de la tarima. ubicada en la avenida Libertador, estaba estacionada una patrulla del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), cuatro jeeps blancos con vidrios ahumados y dos camionetas negras, también con vidrios oscuros.

Juramento rojo

Frente a la salida del Metro de Caracas de Colegio de Ingenieros, un grupo de personas vestidas de rojo prestaba juramento con los puños alzados.

Share.

Leave A Reply