Algunas bombas fueron cerradas, otras abiertas, pero aún la gasolina se conseguía de manera sorpresiva.

Diario El Universal.-Algunas bombas fueron cerradas, otras abiertas, pero aún la gasolina se conseguía de manera sorpresiva.

Luego que desde este lunes 1ero de junio anunciaran la venta de combustible a precio de dólar en Venezuela y subsidiada después de las nuevas normativas aplicadas por el Ejecutivo Nacional, las colas increíblemente se duplicaron.

Esto ha hecho que los dueños de autos deban soportar colas kilométricas para echar gasolina en cualquier estación de servicios. Pero también existen sus consecuencias.

El dueño de un taller de autos se quejó luego que dos autos bloquearan el acceso hacia su local, y aunque les decía con amabilidad que por favor movieran sus autos para él poder comenzar a trabajar, los dueños se hicieron oídos sordos.

Una persona que lleva su restaurante solo con domicilio, se encuentra totalmente preocupado ya que él, a pesar de no tener un estacionamiento fijo, cree que si mueve su auto vendrá otro a quitarle el espacio y entonces no podrá trabajar con tranquilidad.

Varios vecinos también se han quejado que no han podido salir con su auto ya que la cola bloquea los accesos de estacionamientos o los garajes, y esto por ley está totalmente prohibido.

Por último, los que viven por las localidades han notado que las personas que van a surtir gasolina, no cumplen con las normas para prevenir el Covid-19, ya que estos o se encuentran sin tapabocas o no mantienen una distancia de un metro y medio.

Las colas no bajan del kilómetro

Para surtir en Maripérez, debes empezar a hacer la cola desde el día anterior para poder surtir, y los autos atraviesan toda la Av. Andrés Bello hasta llegar a Quebrada Honda.

En la bomba Luis Roche, la cola de autos llega a La Carlota, y la de Chacao para por la Francisco Fajardo.

Para surtir en la estación de servicios ubicada en Fuerte Tiuna, cubre fácilmente la autopista que lleva hasta Tazón.

El día de ayer, una mujer se enfureció luego de haber hecho su cola desde las 6 a.m. en la Texaco de Las Mercedes y cuando llegó su turno para surtir, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) cerró la bomba.

Quejas, inseguridad y abuso

Algunos usuarios se han quejado que el sistema de pago es muy lento ya que el biopago ha generado fallas, y es cuando deben acudir a un punto de venta, pagar en divisas o bolívares en efectivo.

También muchos han sufrido inseguridad cuando deben hacer la cola desde la madrugada. Diversas personas han denunciado que han sido asaltadas a cualquier hora y no hay nadie quien responda a este suceso.

Por otro lado, usuarios en Twitter se han quejado que, no solo hay personas que llenan los tanques de sus autos, si no que abusan y llenan bidones extra.

Recordemos que para adquirir la gasolina subsidiada a 5.000 bolívares por litro se debe estar inscrito en el sistema Patria o en el registro del Instituto Nacional de Transporte Terrestre (INTT), según el Ejecutivo Nacional.

Lo máximo que se puede surtir es 120 litros para vehículos y 60 litros para motos a precio subsidiado.