4.299 venezolanos con orden de deportación en USA

0

Andres Correa especial para El Universal.-Nueva York.- Paola Ivana Seco, venezolana de 34 años, se encuentra detenida en Texas desde que hace 13 meses ingresara por la frontera con México para solicitar asilo “debido a la situación de violencia y opresión política” en su país.

En ese lapso ha estado recluida en Karnes County Residential Center, South Texas ICE y, actualmente, Laredo Processing Center.

“En agosto de 2019 fui víctima de acoso y abuso sexual”, afirma Seco en una carta escrita a mano que envió este mes de junio. Sus palabras han sido confirmadas vía telefónica desde Caracas por su madre, Zoraida Seco; y por “Xiomara”, otra venezolana solicitante de asilo que la conoció estando detenidas en Karnes.

Según el último informe de la Agencia de la ONU para Refugiados (ACNUR), Venezuela es el país americano con más desplazados, con una proyección de 6 millones de personas para finales de 2020. A nivel mundial, sólo Siria la supera.

En EEUU actualmente (13 de junio) hay 23.925 ciudadanos venezolanos “no detenidos” que tienen expedientes con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y 310 más bajo custodia. Entre ambos grupos suman 4.299 casos con órdenes de deportación, la mayoría de ellos “en libertad”, detalló la portavoz Mary Houtmann.

Es la situación de Xiomara, quien actualmente se encuentra en Queens (NYC) bajo “supervisión”, con una orden de deportación que no se puede ejecutar dada la falta de relaciones diplomáticas y vuelos entre EEUU y el régimen de Nicolás Maduro.

Ese detalle coloca a los indocumentados venezolanos en un limbo jurídico de especial vulnerabilidad. Al detenerme “Me quitaron el pasaporte”, relató la inmigrante de 46 años. Y agrega que tampoco ha recibido apoyo de ninguna autoridad de su país natal.

EEUU no ha tenido embajador en Caracas desde 2010. Aunque no hay relaciones con Maduro, la Casa Blanca ha reconocido a los representantes diplomáticos del presidente (E) Juan Guaidó. El actual Director de Asuntos Consulares, Brian Fincheltub, respondió al ser consultado que los venezolanos con expedientes de ICE no se encuentran abandonados por su país, estén o no libres.

Enumeró una serie de acciones que dicen realizar, incluyendo: visitas y llamadas a detenidos para constatar su estado de salud y situación; “comunicación diaria con familiares”; seguimiento de casos con problemas de salud delicados “para verificar que su bienestar esté resguardado”; contactos con abogados pro bono y ONGs; comunicación con ICE en “apoyo para que se conceda la liberación del detenido (y) nos dirigimos a las autoridades de alto nivel dentro de EEUU reiterando que es necesaria una medida de protección colectiva que permita regularizar el estatus migratorio de todos los venezolanos”.

Ello en referencia a un ansiado y esquivo TPS (estatus de protección temporal), beneficio provisional que permite a inmigrantes de determinados países que ya están en EEUU vivir y trabajar legalmente de forma transitoria

Share.

Leave A Reply